El Gobierno debe demostrar ya, a travé del nuevo marco regulatorio, que de verdad la eólica sigue siendo una apuestá estratégica para España. Si el nuevo marco normativo no se convierte pronto en una realidad, el sector tendrá un problema y España perderá el tren de un sector en el que hoy es líder mundial y un ejemplo para los demás países.

Fuente: Revista APECYL

Descargar documento