España depende en un 76% de importaciones de energía. De los 7.000 millones de habitantes del planeta, el 0,6% habita en nuestro país y consume un 1% de la energía mundial producida en otros países (descontando la producida localmente). Hace 10 años consumíamos más energía per cápita que hoy, pero ahora necesitamos gastarnos el doble. En está contexto, ¿ no tiene sentido apostar por una energía autóctona, cómo es el viento?

Fuente: EOLUS

Descargar documento