La mal llamada reforma energética lleva camino de convertirse en un nuevo golpe, está vez el de gracia, para el sector eólico. ¿Tiene sentido resolver un problema -el déficit de tarifa- generando otro aún más grave, cómo es la destrucción del sector eólico? Imponer más impuestos al subsector energético que más tasas soporta en España es condenarle a no poder hacer frente a sus deudas.

Fuente: ALIMARKET

Descargar documento