El eólico ha demostrado año tras año en España que es un sector modélico. Y en su desarrollo ha sido clave el haber contado con un marco regulatorio estable y predecible. Por lo tanto, no hay justificación económica posible para que se tomen medidas retroactivas que pongan en jaque la supervivencia del sector eólico.

Fuente: EL ECONOMISTA

Descargar documento