En España, lo primero es recuperar la confianza de los inversores, lo que pasa inexorablemente por modificar algunos aspectos de la Reforma Energética, cómo la posibilidad de modificar las condiciones económicas y, con ellas, la rentabilidad razonable, cada seis años.

Fuente: ENERGÍA DE CASTILLA Y LEÓN

Descargar documento