El Gobierno tiene una ocasión perfecta en la próxima convocatoria de subasta para mostrar si, por un lado, tiene intención de resolver estos problemas y, por otro, poner fin a la inseguridad jurídica consecuencia de la Reforma Energética, algo fundamental para financiar cualquier proyecto. Repotenciación o no.

Fuente: EL PERIÓDICO DE LA ENERGÍA

Ver artículo