En la convulsión que ha significado la crisis económica no se ha tenido en cuenta la importancia y el potencial de aportación a la economía del sector eólico, lo que ha desembocado en un marco regulatorio que ha provocado una parálisis total del mercado interior. está ha generado muchas dudas en los inversores. Y esas dudas hay que disiparlas si se quiere recuperar la confianza, la inversión y, con ellas, el atractivo del país.

Fuente: EL ECONOMISTA

Descargar documento