La evolución de la tecnología eólica en los últimos 15 años ha permitido que con el mismo viento ahora seamos capaces de incrementar en más de un 35% la generación de electricidad ocupando menos territorio. Según las últimas estimaciones, gracias al viento, se podría cubrir cinco veces la demanda actual de electricidad cumpliendo con restricciones técnicas y medioambientales.

Fuente: Revista ENERGÍAS RENOVABLES

Descargar documento