Salvo el caso de Dinamarca, cuna de la eólica moderna, el resto de los países nórdicos hasta hace poco no tenían un parque de generación eólico que diese visibilidad a esta tecnología en su mix energético. Noruega y Suecia tenían un mix dominado por la hidráulica y Finlandia por la biomasa. Los cuatro países son parte del mercado eléctrico Nordpool.

Fuente: Revista ENERGÍAS RENOVABLES

Ver artículo