Tomás Romagosa, director técnico de AEE e impulsor de un grupo de trabajo específico sobre la eólica marina, en el que participan «prácticamente todas las empresas de ámbito nacional, y otras internacionales que están viendo a España como un mercado potencial». Romagosa explica en esta entrevista que AEE está teniendo una interlocución directa con la administración para la regulación del sector y considera que España podría producir en alta mar alrededor de 3.000 gigavatios de energía en el entorno del 2030.

Fuente: LA VOZ DE GALICIA

Leer entrevista