Se trata de las solicitudes remitidas por los adjudicatarios de la subasta de renovables celebrada en abril de 2017

El Ministerio para la Transición Ecológica ya ha resuelto favorablemente 86 de las 113 solicitudes remitidas por los adjudicatarios de la subasta de instalaciones renovables celebrada en abril de 2017. En total, los expedientes que se han completado satisfactoriamente corresponden a 2.526  MW de potencia. Las 27 solicitudes restantes, que se corresponden con 736,82 MW, están en proceso de análisis.

El pasado 6 de agosto concluía el plazo para que los adjudicatarios acreditasen al Ministerio que contaban con autorización administrativa para construir las instalaciones renovables que se les habían adjudicado en la mencionada subasta. Es el último trámite del proceso de adjudicación, que arrancó en agosto de 2017, con la publicación en el Boletín Oficial del Estado, y que prosiguió con la identificación de las instalaciones por parte de los adjudicatarios, que fueron entregadas el pasado mes de febrero. A partir de este momento, los adjudicatarios que cuenten con una resolución favorable tienen hasta el 31 de diciembre de 2019 para que las instalaciones sean construidas y entren en funcionamiento.

Una subasta con mayor flexibilidad

La subasta realizó adjudicaciones para cubrir con energías renovables una potencia total 3.000 MW, aunque permitía a los adjudicatarios identificar posibles instalaciones hasta con un 50% más de la potencia inicialmente adjudicada. De esta manera, se ofrecía mayor flexibilidad durante el proceso de tramitación, permitiendo a los adjudicatarios hacer frente a los posibles obstáculos o incidencias que pudieran surgir durante la tramitación. La subasta distribuyó los 3.000 MW de la siguiente forma: 2.979,65 MW en instalaciones eólicas, 1,10 MW en soluciones fotovoltaicas y 18,83 MW en otras tecnologías renovables.

 

 

Las potencia instalada de las 86 instalaciones que ya cuentan con vía libre
para su construcción y puesta en funcionamiento, según comunidades autónomas.