Ver vídeo resumen  de la inauguración

Ver álbum fotográfico

WindEurope 2019, la gran cita del sector eólico internacional que ha tenido lugar esta semana en Bilbao, tuvo el honor de ser inaugurada por Su Majestad el Rey Felipe VI. El monarca recordó que vivimos un momento clave en la tendencia de la transición a las renovables y por la urgencia objetiva desde el punto de vista tanto de la necesidad de seguir combatiendo la contaminación atmosférica y de reducir su impacto en el medio ambiente y, por tanto, en la salud y el bienestar de las personas. Felipe VI destacó que la energía eólica es un “vector crítico del cambio” para conseguir los objetivos de desarrollo sostenible fijados por la ONU, que requieren “atención inmediata” y la adopción “urgente” de medidas por parte de todos los gobiernos y sociedades. Para leer el discurso completo de Su Majestad, pincha aquí.

Además del Rey de España, en la inauguración participaron Gunnar Groebler, presidente de WindEurope; Juan Virgilio Márquez, director general de AEE; Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica; e Íñigo Urkullu, lehendakari del Gobierno Vasco.

Por su parte, Juan Virgilio Márquez, consideró fundamental “el consenso político, la estabilidad regulatoria y una visión macro sobre los beneficios que la eólica aporta a la sociedad”. “De todos los retos que se nos presentan, cabe resaltar dos: la financiación de los nuevos proyectos y la integración de las renovables al sistema”, añadió el director general de AEE, asociación que fue único national partner del evento.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, destacó que la industria eólica tiene un papel protagonista en la transición energética y la descarbonización siendo una oportunidad para la “España vaciada” y una fuente con un gran potencial para la creación de empleo de calidad.

Durante el acto inaugural, el lehendakari, Íñigo Urkullu, manifestó que el sector eólico es un bien común para el desarrollo económico y para el medio ambiente y defendió la imagen del País Vasco como un referente mundial en energía eólica, con más de cien empresas, 7.000 millones de euros de facturación y a la cabeza de proyectos de investigación sobre energías marinas y de infraestructuras de fabricación y validación de equipos.

Tras el acto inaugural, Su Majestad el Rey, la ministra, el lehendakari, los representantes de las asociaciones eólicas nacional y europea, así como representantes del sector industrial eólico, realizaron un recorrido por la feria visitando los stands de diferentes empresas del sector, entre ellas, Siemens Gamesa, Iberdrola, TPI Composites, Nordex Acciona Windpower y Vestas, además del Pabellón de Euskadi, WindEurope y AEE.