Las renovables superan ya en potencia instalada en la península al resto de tecnologías con la eólica como líder. Durante 2019, la potencia instalada en la península de origen renovable ha experimentado un crecimiento del 13,6%, con la entrada en funcionamiento de 6.528 MW renovables y por primera vez han superado (52%) al resto de tecnologías en el parque generador peninsular que ha cerrado el año con la cifra récord de 104,8 GW. Gracias a ello, la eólica se ha situado como líder en potencia instalada en la península, por delante incluso del ciclo combinado, según datos del Avance del Informe del Sistema Eléctrico Español 2019 de Red Eléctrica de España.

A cierre de 2019, el contingente renovable en la península ascendía a un total de 54.457 MW, de los que un 46 % son eólicos, un 16 % son fotovoltaicos y el resto (38 %) corresponden a otras tecnologías renovables. “Estos datos reflejan nuestro avance hacia la transición energética y el cumplimiento de la integración de renovables fijada en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima”, según indica Beatriz Corredor, presidenta de Red Eléctrica. “Es imprescindible seguir avanzando en la senda de descarbonización de la economía porque es nuestra responsabilidad, no solo como empresa, sino como ciudadanos conscientes y responsables”, destacó Corredor.

En 2019, el parque de generación eléctrica de la península experimentó un incremento del 6,2 % con respecto a 2018, fundamentalmente gracias al crecimiento del 13,6 % de la potencia instalada renovable. Este hecho destacable se ha concretado en la puesta en servicio de un total de 6.528 MW de generación renovable. La solar fotovoltaica, que ha cerrado el año con 8.623 MW de potencia instalada, ha sido la tecnología que más ha incrementado su presencia en 2019, con un aumento del 93,2 % (4.159 MW) respecto al año anterior.

Desde un punto de vista regional, la nueva capacidad de generación renovable se ha concentrado en su mayor parte en siete comunidades autónomas (por orden, Aragón, Andalucía, Castilla- La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Murcia y Galicia). Cada una de ellas ha puesto en servicio más de 400 MW ‘verdes’ en 2019.
El incremento de la potencia instalada renovable ha permitido que, de los 247.002 GWh de electricidad generados en la península en 2019, el 39 % haya sido producido a partir de estas tecnologías. La eólica, con un 21,5 de aportación, ha ocupado el segundo lugar en el mix, tras la nuclear (22,6 %) y seguida del ciclo combinado (20,7 %).

Este año pasado el mix energético ha demostrado que España apuesta con fuerza por las renovables, pero también avanza en el proceso de descarbonización. 2019 anotó la menor participación de esta tecnología desde que Red Eléctrica tiene registro. Sólo representó el 4,3 % del total de la generación frente al 14,1 % del 2018. Además, el año se cerró con un evento inédito en la historia del sistema eléctrico peninsular: el llamado ‘cero’ en carbón o, lo que es lo mismo, un día entero sin generar ni un solo MWh con este combustible fósil. Sucedió el 14 de diciembre y se repitió cuatro días más durante ese mes (21, 22, 24 y 25 de diciembre).

En 2019, el incremento de la potencia instalada renovable ha supuesto que por primera vez estas tecnologías alcancen ya el 50 % de la capacidad de generación total del país (110 GW en total). En su totalidad, el parque generador español ha crecido un 5,9 %. El ciclo combinado sigue siendo líder en potencia instalada (23,8 % del total) pero le siguen de cerca dos fuentes renovables: la eólica (23,3 %) y la hidráulica (15,5 %).

Para leer la nota de prensa completa de REE, pincha aquí.