Varias asociaciones nacionales eólicas, entre ellas la Asociación Empresarial Eólica, y empresas del sector eólico mundial han firmado el manifiesto ‘La energía eólica es clave en la recuperación económica mundial’ en el que indican que, en el contexto de la crisis del COVID-19 y el esfuerzo mundial, la industria eólica es un aliado clave para los gobiernos, y está preparada para hacer una contribución importante y duradera a la recuperación económica.

La energía eólica es un elemento clave para la recuperación económica tras el impacto del COVID-19. Esta energía permitirá a los gobiernos renovar las infraestructuras esenciales con vistas a un futuro sostenible. La industria eólica ayudará a crear puestos de trabajo, energía limpia y asequible, además garantizará la seguridad energética necesaria para una recuperación económica sostenible.

El impacto prolongado del COVID y el ritmo de la recuperación mundial dependerán de las medidas que todos tomemos en los próximos meses. Para lograr una recuperación económica sostenible y perdurable, estas acciones deben centrarse en los impactos a largo plazo, así como en la necesidad a corto plazo de generar crecimiento y empleo. Los gobiernos deben asegurar que su acción prioritaria se concentre en facilitar una transición energética limpia, y abstenerse de reducir los estándares de emisión y orientar las inversiones públicas para "reconstruir de una manera mejor" el futuro.

Las asociaciones nacionales y empresas firmantes del manifiesto no solicitan un rescate a través del manifiesto, dado que la energía eólica es competitiva en todo el mundo. Lo que solicitan es un terreno de juego equilibrado e instan a los gobiernos, a los organismos intergubernamentales y a las instituciones financieras multilaterales a que sitúen la inversión en energía eólica en el centro de sus planes de recuperación económica y crecimiento adoptando una serie de medidas, que recogemos en este enlace.

El manifiesto lo firman varias empresas socias de AEE, tales como Acciona, EDP Renováveis, Enercon, GE Renewable Energy, Iberdrola, Nordex Acciona Windpower, NRG Systems, Siemens Gamesa Renewable Energy, Vestas, entre otras muchas, así como asociaciones de países como China, Rusia, India, del continente europeo (WindEurope), africano y americano, además del Consejo Mundial de Energía Eólica (GWEC), hasta 49 firmantes.