Según datos preliminares de Red Eléctrica, las emisiones de CO2 del sector eléctrico en 2020 habrían sido de 36,17 millones de toneladas de CO2, frente a los 50 MtonCO2 de 2019, una reducción del 27%. La eólica ha tenido una importante contribución en la reducción de las emisiones al haber alcanzado un récord de aportación a la generación total nacional con un 21,8%.

Como se puede ver en el gráfico, las emisiones de CO2 de 2020 del sector eléctrico han sido las más bajas de la década e incluso están un 45% por debajo de las emisiones de 1990 (año de referencia) que eran de 65,8 MtonCO2:

Fuente: REE y elaboración AEE

Está reducción tan drástica de las emisiones ha sido causada por tres factores concomitantes:

• la reducción de la demanda eléctrica principalmente por el COVID19 en un 5,7%;
• el aumento de la generación renovable en un 12,9%; y
• la sustitución de la generación con carbón por generación con gas.

Gracias al desarrollo de las tecnologías renovables eléctricas (principalmente la eólica que ha generado el 21,8% de toda la generación española y el 49,6% de le electricidad renovable total), la electricidad ha sido el producto energético más limpio con sólo 144 gr de CO2 por kWh, mientras que el carbón tiene 970 gr, el gasóleo 650 gr, y el gas 370 gr.